Home

Suscribete a nuestro Newsletter

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Cuanto sabes de aves

El pasado 11 de enero nos dejó nuestro compañero Ernesto Ferreiro. Como reconocimiento a su calidad profesional y humana, desde el proyecto AQUILA a-LIFE hemos querido honrar su memoria y por eso os ofrecemos este obituario como pequeño homenaje por nuestra parte. Ernesto era uno de los principales especialistas españoles en aves rapaces y, de manera especial, en el águila de Bonelli, precisamente la rapaz en cuya recuperación está centrada nuestro proyecto, y tuvo a bien colaborar y aconsejarnos sobre diversos aspectos relacionados con la biología, la ecología y el seguimiento de esta especie.

Ernesto con su inseparable Andrea Gardiazabal, marcando con un emisor GPS a un águila de Bonelli.

Apasionado de la biología en todos sus aspectos, Ernesto Ferreiro se formó en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid, donde configuró su vocación hacia el estudio de las aves. Esta pasión le llevó a desarrollar gran parte de su carrera profesional como técnico especialista y, así, llegó a ser uno de los mayores expertos en rapaces de nuestro país. A través de su consultoría ambiental, Bioma TBC, fundada junto a compañeros de la universidad, desarrolló trabajos técnicos por toda la Península Ibérica.

Las aves rapaces y en concreto, el águila de Bonelli, ocuparon gran parte de su carrera profesional, desarrollando desde estudios relacionados con la biología básica y la ecología de la reproducción, hasta líneas de investigación como el análisis espacial y la interacción de esta especie con el desarrollo humano. Tal era su afición que incluso dedicaba su tiempo libre a las aves como Anillador Experto del grupo Troglodites desde 1981. De hecho ocupó el cargo de Director del Centro de Migración de Aves de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLIFE) entre los años 1993 y 1996.

Infinidad de profesionales se han formado siguiendo su estela y han bebido de sus consejos y sabiduría ilimitada en el campo. Estuvo siempre dispuesto a colaborar y asesorar a los equipos de los proyectos LIFE Bonelli y AQUILA a-LIFE, por ejemplo sobre la colocación de foto-trampas para estudiar la dieta del águila de Bonelli. Su trabajo meticuloso y bien fundamentado, su conocimiento, pero sobre todo su gran calidad humana y personal dejarán entre todos nosotros un vacío imposible de rellenar.

Cuando veamos alzar el vuelo a cualquiera de sus águilas de manera majestuosa, no podremos dejar de pensar que habría dicho Ernesto o que habría visto que a nosotros se nos escapa.

e-max.it: your social media marketing partner