Inici

Suscribete a nuestro Newsletter

Seguimiento de ejemplares liberados

banner curso

Cuanto sabes de aves

En 2021 la población de águila de Bonelli de la Comunidad de Madrid nos ha obsequiado con el nacimiento de cinco pollos, de los cuales cuatro han logrado volar con éxito. En todas las parejas que han criado este año al menos uno de sus componentes era reintroducido. Cada una de las nuevas águilas de Bonelli madrileñas es un paso más que aleja a esta majestuosa rapaz del precipicio de su desaparición en la región.

El águila de Bonelli "Travieso", durante su reciente marcaje con GPS. Este ejemplar es uno de los dos nacidos en 2021 en la Comunidad de Madrid de la pareja formada por "Haza" y "Bélmez" (ambos reintroducidos).

Desde principios de los años 90 del siglo pasado la población madrileña de águila de Bonelli quedó reducida a dos únicas parejas y así estuvo debatiéndose con la posibilidad de perderse de manera definitiva durante más de dos décadas. Hoy, treinta años más tarde y gracias a los proyectos AQUILA a-LIFE y LIFE Bonelli, apoyados por la Unión Europea, y otras actuaciones previas a estas iniciativas, son cinco las parejas reproductoras que tiene la Comunidad de Madrid. Además, dos parejas, que tienen sus nidos en las provincias de Guadalajara y Toledo, regentan un territorio que entra parcialmente en la Comunidad de Madrid.

De las cinco parejas madrileñas, solo una es continuadora de aquellos dos históricos territorios que consiguieron resistir durante los peores años. Las otras cuatro parejas se han formado a partir de ejemplares liberados por GREFA, la ONG que coordina actualmente el proyecto AQUILA a-LIFE. En algunos casos los dos miembros de estas parejas son reintroducidos y en otros solo uno procedía de una liberación previa, pero consiguió atraer a su territorio algún ejemplar salvaje con el que emparejarse. Pues bien, han sido tres de esas cuatro parejas las que este año han tenido éxito en sacar adelante sus huevos, con el nacimiento de cinco pollos de los cuales han llegado a volar cuatro.

Otra imagen de "Travieso" durante el chequeo veterinario previo a la colocación del emisor GPS, cuando aún no había volado del nido.

La puesta más temprana ha sido la de "Haza" y "Bélmez", nuestra pareja más veterana y experimentada. Al igual que en 2020 han repetido con dos pollos, un macho y una hembra, a los que hemos bautizado como "Travieso" y "Herrera". En el siguiente vídeo podéis a las águilas de Bonelli "Haza" y "Bélmez", ambas reintroducidas, con sus pollos nacidos en 2021:

Unos días más tarde cumplieron "Picadas" (ejemplar salvaje) y "Alcalá" (ejemplar reintroducido) con otro doblete, en este caso dos hembras, a los que nuestro particular santoral aguilero asignó los nombres de "Jaranda" y "Pocita". Se da la circunstancia de que en la revisión veterinaria que se les hizo, aprovechando el momento de colocarles los emisores GPS para el seguimiento de sus movimientos, a la primera de ellas se le detectó una úlcera en un ojo. Por este motivo "Jaranda" está siendo objeto de especial atención sobre el terreno por parte de los técnicos especialistas de GREFA, más exhaustivo aún si cabe que el que se aplica por protocolo al resto de sus congéneres, sin que de momento parezca que esa lesión le esté afectando negativamente ni le impida seguir con su desarrollo y su normal comportamiento en libertad. En este vídeo vemos a la hembra "Picadas" con sus dos pollos de este año:

La última pareja en tener pollo en 2021 fue la formada por "Aulaga" (salvaje) y "Alcaudete" (reintroducido), en esta ocasión con hijo único. Este nacimiento fue en principio todo un éxito, ya que se produjo en una plataforma de nidificación que el equipo de GREFA, actuando en nombre de AQUILA a-LIFE, había construido ex profeso para reemplazar el malogrado nido natural de estas dos águilas. Pero la alegría se transformó en tristeza cuando poco antes de la fecha prevista para el marcaje se perdió el pollo, probablemente depredado según las pruebas que pudimos encontrar. También podéis ver en este vídeo a "Aulaga" y "Alcaudete" con su pollo en el nido, antes de que desapareciera:

En cuanto a las otras dos parejas presentes en la Comunidad de Madrid, las formadas por "Señora" y "Baztán" (la única compuesta por dos ejemplares silvestres) y "Alameda" y "Noalejo" (ambos reintroducidos), no han criado en esta temporada. Con respecto a la primera pareja, la competencia por el espacio con una pareja de águilas reales ha impedido que tuviese la tranquilidad y seguridad necesarias para poder reproducirse. En la segunda pareja el fracaso reproductivo ha venido dado posiblemente por diversas dificultades asociadas a la zona donde decidieron asentar su nido.

Primer plano de la hembra "Jaranda", uno de los dos pollos que ha criado la pareja de águilas de Bonelli "Picadas" (salvaje) y "Alcalá" (reintroducido). Este ejemplar tiene una lesión en un ojo que no le ha impedido adaptarse a la vida en libertad.

La hembra "Pocita" es otro de los pollos criados por las águilas de Bonelli "Picadas" y "Alcalá" en la Comunidad de Madrid en 2021. En la fotografía la vemos durante su marcaje con GPS.

Las águilas de Bonelli "Haza" y "Bélmez" en una imagen de 2019, cuando ya estaba formada esta pareja reproductora.

Momento de la liberación de la pareja de águilas de Bonelli formada por el macho "Alcalá" y la hembra "Picadas", cuando fueron capturados en 2020 para su marcaje con GPS.

Las águilas de Bonelli reintroducidas "Alameda" y "Noalejo" son una de las cinco parejas reproductoras que nidifican en la Comunidad de Madrid, aunque en 2021 han fracasado en la cría.

Precisamente para ayudar a "Alameda" y "Noalejo" en el marco de AQUILA a-LIFE está previsto abordar el próximo otoño la construcción de plataformas de nidificación en su territorio. Confiamos en que alguno de esos nidos artificiales tenga tan buena aceptación y acogida para esta pareja como lo tuvo este año el que hicimos para "Aulaga" y "Alcaudete" y que en él críen sus pollos en 2022.

Más sobre AQUILA a-LIFE

El proyecto AQUILA a-LIFE (LIFE16 NAT/ES/000235), financiado por la Unión Europea, quiere contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir su tendencia poblacional regresiva. Para ello se contempla la liberación de ejemplares en España e Italia (Cerdeña), así como abordar las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

El proyecto AQUILA a-LIFE, que estará operativo hasta septiembre de 2022, está coordinado por GREFA y también participan como socios la Diputación Foral de Álava, la Fundació Natura Parc (Mallorca), Gestión Ambiental de Navarra-Gobierno de Navarra, ISPRA (Italia) y LPO/BirdLife (Francia). Apoya la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Más información, en http://aquila-a-life.org

YA FUE NOTICIA

Las águilas de Bonelli de la Comunidad de Madrid sacan adelante 7 pollos en 2020, su año más exitoso
https://aquila-a-life.org/index.php/es/area-de-prensa/prensa/notas-de-prensa/324-nota-de-prensa-las-aguilas-de-bonelli-de-la-comunidad-de-madrid-sacan-adelante-7-pollos-en-2020-su-ano-mas-exitoso

 

e-max.it: your social media marketing partner